No por miedo a errar vas a dejar de jugar.

Mi foto
Simpática, sociable, divertida, positiva, creativa, comprensiva, extrovertida, decidida, justa, compañera, alegre, respetuosa, sincera, apasionada, amable, humilde, amigable, solidaria, llamativa, neutra, segura, fiel, carismática, imaginativa, puntual, directa, defensiva. Miedosa, impulsiva, distraída, sensible, egoísta, vengativa, rencorosa, vaga, cabeza dura, charlatana, arriesgada, impaciente, orgullosa, inquieta, celosa, contestadora.

jueves, 3 de marzo de 2011

Soy más sensilla de lo que parezco. Tengo mis complicaciones pero no influye en que la gente no logre comprenderme o conocerme.

Soy una persona que nunca está de malhumor, que nunca la vas a ver con cara mala o triste. Frente a los demás, pase el momento que pase, pongo buena cara para no hacer preocupar a nadie por mi. Ya de por si suelo estar siempre alegre, riendo y charlando, y sólo largo esa cara si lo necesito o si ya no puedo ocultarla más.

Me preocupo mucho por los demás, a veces más que por mi misma y eso no está bien. No puedo ver mal a la gente porque automáticamente me transmiten esa mala energía a mi y logro sentir lo que sienten y estar como ellos. Por eso, a veces inconscientemente, intento levantar el ánimo, aconsejar, o estar sólo en compañía para hacer sentir mejor a esa persona.
Me gusta mucho escuchar a la gente, sus problemas, sus alegrías, y me procupo y alegro con cada uno. Soy muy comprensiva, siempre me pongo en el lugar del otro para ver todo de su forma y entenderlo más. Me gusta escuchar porque me gusta que lo hagan conmigo, y si yo no lo hago no puedo pretender que la gente lo haga. Más allá de que me gusta poder tener a alguien a quién contarle mis cosas no lo hago mucho, me reservé muchísimo todo este tiempo (muchas cosas me las guardo y hace mal) y todo porque no puedo confiar en la gente, no me siento cómoda contando mis cosas, siento que molesto a los demás o no quieren escucharme.
Respeto mucho a la gente. Antes no me guardaba las cosas y si para hacerte sentir mal tenía que decirte algo lo iba a hacer con tal de que a mi no me pasen por encima, pero (como suelo ponerme en el lugar del otro) no me gustarí que me lo hagan a mi y por eso aplico el "no le hagas al otro lo que no te gustaría que te hagan a vos". De todas formas si me enojo me enciego y no me para nadie con la boca, porque soy muy peleadora cuando me lo propongo y más defendiendo mis ideas, mis pensamientos y mis actos. Suelo ser un poco cabeza dura.Pero así y todo me mido bastante en mis palabras a la hora de tener que calificar a alguien, insultar a alguien, o lo que sea.

Me cuesta perdonar, no suelo pedir perdón y si no lo siento no lo digo, no perdono porque si, no pido perdón por pedir. Soy muy renconorsa, por más que si perdono no reprocho, yo nunca olvido... Tengo un orgullo muy grande que con el tiempo y los años vividos, con las experiencias sobre todo, me hicieron aprender que hay que ceder muchas veces para no lastimar y que el pelear no lleva a nada sino a conocer límites que no te gustan, lados tuyos que no quisieras conocer.
Además soy vengativa, aunque ya no lo aplico mucho porque no me gusta lastimar a la gente así, y todo en mi mente planeé miles de cosas que quizás nunca se lleven a cabo, y quizáz, si me jodiste mucho, vas a tener que desaparecer del mundo para que yo no te agarre.

Soy una persona que está para todos, para quién lo necesite va a poner su apoyo, va a prestar un hombro, un oído, una mano... Siento que doy mucho y recibo poco, y suena mal decirlo, como si fuera una malagradecida pero no, es lo que siento. Valoro todo lo que hacen por mi, el tiempo que me dan, y valoro muchísimo que me escuchen y sepan entender pero ya no me siento cómoda con nada, me cuesta mucho confiar, me custa mucho pensar que alguien se va a comportar conmigo como yo lo hago con los demás. Sonará agrandado pero no es así, no lo soy en lo absoluto, pero necesito una persona como yo.

Soy extremadamente celosa, con todas las personas que amo. A veces me ataca el egoísmo de "es mío y no lo comparto" y me pongo mal, porque me da miedo el reemplazo, me da miedo la soledad, me da miedo... todo. Dicen que los celos son inseguridades pero yo estoy segura de mi y quién soy, pero puede ser que estñe insegura de la gente.... porque tengo miedo de que me hagan sentir mal o lastimarme, y a veces no se puede vivir con el pensamiento de que "van a fallarte" sino vivir y dejar que pase lo que tenga que pasar. Por eso aprendí a controlarme, aunque a veces funciona y a veces no, pero logré contenerme un poco y no saltar a atacar enseguida; aprendí a pensar más las cosas y a no hacerme tanto problema con el tema celos. Pero cuando me agarran puedo llegar a llorar desconsoladamente como si hubiera ocurrido una tragedia, los celos duelen, te comen por dentro y es horrible llorar de esa forma... como a veces también te enfureces y te podes agresiva.

Tengo "rayes" de vez en cuando que ni yo entiendo. Suelo ponerme furiosa o llorar y al toque se me pasa. No es bipolaridad, no lo soy, sino es una pausa que hace mi vida y se descarga en ese momento, y todo sigue normal.

No me preocupo por lo que digan de mi, si aprendí algo en mi corta vida es que la gente habla sin saber, habla para lastimar y habla porque el aire es gratis. No hay que ponerse mal por gente que no vale la pena, ni preocuparse por comentarios que uno sabe que no son ciertos. No hay que darles importancia, quién sabe como son las cosas es uno mismo y eso tiene que alcanzar en ciertos casos.

Soy una persona impulsiva, actuo y después pienso muchas veces, y eso juega en contra. No hago las cosas de mala, sino es un impulso que nace en mi y no lo controlo (que debería). Siento que si uno piensa mucho las cosas al final no resultan como lo esperado pero, si bien es asi, a veces hay que tomarse un tiempo para reflexionar.
Suelo ser directa, me molesta algo y lo digo, pocas veces lo dejo pasar. Voy a dar mi opinión sin importar que digan, voy a decir en la cara lo que tenga que decir porque nadie se tiene por qué sentir superior a mi.

Sigo lo que siento, me dejo llevar por lo que mi corazón diga y no mi cabeza. La mente marea, la mente confunde y te enrieda, el corazón es sincero y elige bien o mal pero con sentimiento. Lucho por lo que quiero y no me rindo hasta que lo consigo, me arriesgo a lo que sea por eso. Y entendí que no hay que arrepentirse de las cosas, que hay que vivir pensando en la experiencia y aprendizaje que nos dejó.
Y hablando de sinceridad soy sincera, no soporto que me mientan por eso yo no miento a los demás. Si bien si quiero soy una buena actriz y si tengo que armar una mentira te la comes con salsa y todo cuando se trata de mentirle a alguien que quiero, no puedo... algo adentro mío me consume y tengo que confesar.

Soy ansiosa, no puedo esperar, soy impaciente y con poca paciencia para las cosas, para la gente en realidad.
También soy una persona muy positiva, veo siempre el lado bueno de las cosas, lo que deja o dejará, lo que voy a aprender con ello. Si uno es negativo con las cosas nunca van a darse, hay que ser positivos siempre en el pensamiento. Por esto soy muy soñadora y siento que todo lo que quiero se puede cumplir.

Soy fiel a las personas que amo, si bien puedo equivocarme no suelo hacerlo con respecto a la gente, porque los respeto y les soy fiel.
Con estas personas soy muy demostrativa, y quizás por eso siento que recibo poco, porque yo demuestro mucho sin que me pidan, y la gente no es como lo soy yo.

Amo los animales con todo mi ser, amo a los perros fundamentalmente y quiero vivir para cuidarlos y darles lo mejor porque son los mejores seres que pisaron la tierra, porque sólo dan amor y no piden nada a cambio.
Tengo un perro, Black, que es una luz para mi.

Amo bailar y moverme, me gustaría dedicarme a eso aunque sé que no voy a poder. No pienso ni proponérmelo porque siento que no llegaría a mucho. Para entrar hoy a ese entorno se necesitan (considero yo) un par de "condiciones" que no cumpliría.

Me da miedo la soledad, mucho miedo y últimamente me alejé mucho de la gente, porque no quiero preocuparme mñas por personas que no lo hacen por mi, porque ya no confío tanto. Estos últimos tiempos me sentí "sola" y nunca antes en mi vida lo había sentido. No SOLA, porque nunca lo estuve, pero me hace falta determinado tipo de gente en mi vida que ninguno cumple el rol que yo quisiera que cumpla, ninguno llena ese espacio que necesito en mi (a nivel amigos hablando). Valoro con mi vida a ellos, y estoy agradecida a cada uno que se preocupa por mi, pero necesito ESA persona que cada uno tiene para compartir sus días, sus emocione, sorrer si algo les sucede por más insignificante que sea.

Me encanta comer y subo y bajo de peso mucho todo el tiempo (está mal). Subo un kilo, bajo dos, subo dos, bajo uno. Y lo peor de todo es que en el cuerpo no se me nota, sino sólo en los números. Es raro eso.

No me peino nunca, sólo si es necesario. Mi pelo no se enrieda casi nunca, salgo de bañarme, se seca y puedo casar los dedos entre mis pelo con facilidad. No es el mejor pelo del mundo, a vecs me pone mal y trae conflictos conmigo misma, pero destaco eso bueno de él.

Tengo una obsesión con las cebras, tengo una campera, remeras, pañuelo, cartuuchera, lapicera, bolso, cartera, mochila, monedero, billetera, bolsito, sábadas, decoraciones, el tema del celular, de todo, y no encuentor las cosas por más gracioso que suene porque se camuflan entre ellas.

Amo a mis abuelos y doy todo por ellos. Son las mejores personas del mundo y prefiero pasar tiempo con ellos, escuchando sus historias repetitivas que ya las sé de memoria, cocinando, hablando, tomando mate o lo que sea antes que salir a bailar, o a joder. A veces necesito darme ese tiempo donde soy sólo para ellos, y nos reimos tanto y la pasamos tan bien.

Bailo todo el tiempo en mi casa, si voy de la cocina al comedor, si bajo la escalera, si la subo, sobre todo si entro a mi habitación que tengo un espejo a lo largo enorme.

Soy compradora compulsiva, no sé ahorrar, no puedo. Pero gasto más en los demás que en mi misma. Y odio que me paguen las cosas, me pone mal.
Suelo comprar muchos esmaltes, amo intarme las uñas.

Me baño todos los días, no puedo sentirme sucia que me vuelvo loca. Además mi pelo se engrasa con facilidad y necesito lavarlo.

Me encantaría poder tener mi auto y tunearlo, hacerlo famoso y luego correrlo. Iba a seguir ingeniería mecánica en la universidad pero no me veo mucho futuro en eso, sino más en diseño de indumentaria que me gusta tambien (dos cosas diferentes pero bueno).

Tengo novio desde que tengo catorce años. Fue el primer chico que besé (a los trece) y desde ahí comenzó nuestra historia para hoy estar de novios hace casi tres años y medio.
Es mi contención y quién está siempre para mi, me da su apoyo y ama como nadie. Comprobé que no podemos vivir el uno sin el otro y que si no estaríamos juntos él estaría igual para mi, porque me da un amor incondicional hermoso.
Es lo mejor que le pudo haber pasado a mi vida, no imagino un mundo sin él, me acostumbré a él y vivo parte por él, por hacerlo feliz y ser feliz a su lado.
No puedo no hablar de él cuando hablo de mi, porque mi vida lo es él.

Tengo tres tatuajes de los cuales mi familia no sabían de ellos, sólo hermana y primas. El otro día se enteraron de uno, del que no quería que vean justamente y no me dijeron nada, tato espamendo al divino botón.
El primero me lo hice con mi novio, son nuestras iniciales unidas, es un dibujito chiquito que hicimos los dos.
El segundo es el nombre de mi hermana, con la cuál somos muy compinches y compartimos mucho tiempo juntas, prefiero a veces estar con ella y darle mi apoyo siempre en esta etapa de su vida a la que está entrando que es complicada y hermosa, y quiero ser parte de ella y siempre un buen ejemplo.
El tercero es una frase "never let me sown" porque así como no quiero que me fallen a mi yo no quiero volver a fallarle nunca a nadie, y nunca lo voy a hacer. Me lo hice a partir de un rror que cometí que me hizo un click en mi vida y me sirvió mucho para crecer, por eso llevo esa frase en mi, que se me ocurrió, para recordar, más allá de que nunca voy a olvidarlo, que tenog que hacer y que no.
Y tengo un arito en la panza desde que tengo catorce recién cumplidos, que me olvido que lo tengo, la me olvido que tengo todo, por eso me vieron el tatuaje.

Este punto es gracioso jaja pero es así, me gusta no tener mucho busto, no me siento cómoda si lo tuviera. Soy muy chiquita, tengo huesos chicos y apenas un poco que tenga o misma la hinchazon en momentos que todas las mujeres pasamos me hacen sentir rara y enseguida se nota. Esty feliz de tener lo que no tengo jaja.

Tengo una niña interior que no se va a ir nunca. Está reflejada en mi habitación donde no puedo tirar mis peluches, donde todo es rosa con plumas y brillos y cosas de nena que me hacen feliz.

Me falta poner mucho de mi, me sería imposible describirme totalmente pero es un resumen de quién soy como persona y de algunos de mis gusto que me destacan o que se me fueron ocurriendo en el momento.
Tómenme o déjenme.

3 comentarios:

  1. Está bien que la gente haga de vez en cuando entradas de este tipo para saber un poquito más de la persona a la que lees:)
    Yo también soy un poco impulsiva (bastante) por eso luego me arrepiento y pido perdón por tonterías que hago o digo sin pensar.
    No sé estoy de acuerdo en bastantes cosas más!
    Un besii y gracias por pasarte

    ResponderEliminar
  2. Bastante completa la cosa! Yo también tengo una lista laarga de 100 puntos y pico jaja, algún día la subiré, no sé.
    Me identifico en bastantes cosas :). Besito, Ailu!

    (Re loca esa foto, me hiciste acordar a Samara :|, sin ánimos de ofender, eh? :P).

    ResponderEliminar
  3. Una sola oración, va dos.
    Sos yo hecha mujer.

    ResponderEliminar

Ahórrate comentarios innecesarios.