No por miedo a errar vas a dejar de jugar.

Mi foto
Simpática, sociable, divertida, positiva, creativa, comprensiva, extrovertida, decidida, justa, compañera, alegre, respetuosa, sincera, apasionada, amable, humilde, amigable, solidaria, llamativa, neutra, segura, fiel, carismática, imaginativa, puntual, directa, defensiva. Miedosa, impulsiva, distraída, sensible, egoísta, vengativa, rencorosa, vaga, cabeza dura, charlatana, arriesgada, impaciente, orgullosa, inquieta, celosa, contestadora.

sábado, 16 de abril de 2011

Él y yo


Nunca estamos de mal humor o no lo demostramos con el otro.
Amamos comer.
Somos muy comprensivos el uno con el otro.
Somos muy orgullosos pero él con más paciencia que yo.
Celosos, pero no me gana.
Somos re inteligentes si queremos, pero somos muy vagos.
Somos muy ansiosos, yo sobre todo.
La verdad somos muy buenos.
Nos divertimos con cualquier cosa.
Tenemos un tatuaje que nos une.
Tenemos un anillo que nos une.
Nos vivimos cumpliendo los “caprichos” del otro.
No podemos pasar tiempo sin extrañarnos.
Solemos caer bien a la primera, o te caemos re bien o te caemos mal, casi no hay un intermedio.
Somos muy graciosos si queremos.
Siempre con una sonrisa.
Somos muy gritones o de hablar fuerte.
Si alguien nos cae mal usamos el método: ignorar (yo primero planeo un par de muertes en mi cabeza).
Somos de River Plate.

Él es comprensivo y se la banca.
Yo soy comprensiva pero no me la banco.
Él se guarda las cosas.
Yo salto a la primera.
Él es muy deportista.
Yo si quiero si, pero realmente no quiero y estoy muy vaga.
Él se controla mucho con las cosas que le pasan.
Yo me vuelvo loca.
Él piensa un poco más antes de hacer o actuar.
Yo no pienso nada y me mando.
Él es más paciente.
Yo no soporto un segundo esperar algo.
Él vive basado generalmente en lo que es la vida, lo que tiene y lo que puede tener.
Yo soy una soñadora al máximo nivel.
Él tarda en prepararse y elegir que ponerse (a veces igual, no siempre).
Yo no tardo ni cinco minutos.
Él se enoja y se le pasa en minutos.
Yo me enojo y se me pasa en horas.
Él de chico era rubio.
Yo siempre tuve el pelo oscuro.
Él siempre se sabe un chiste nuevo.
Yo soy malísima contando chistes e intentando recordarlos.
Él si no se hace nada en el pelo, está hermoso.
Yo si no me hago nada en el pelo, soy un desastre.
Él es alto.
Yo soy baja.
Él tiene unas piernas hermosas.
Yo tengo más piernas de hombre que él.
Él en todo lo que hace suele ser el mejor.
Yo ni fu ni fa.
Él quizás prefiere las salidas más tranqui con amigos charlando un buen rato.
Yo si no corro y bailo de un lado al otro sin moverme me aburro.
Él tiene un solo nombre, porque es compuesto.
Yo tengo tres.
Él tiene dos apellidos.
Yo tengo uno.

No somos ni diferentes ni iguales y es lo que seguro nos hace complementarnos tan bien. Nuestro buen humor cuando estamos juntos, la forma de entendernos y cuidarnos el uno al otro… todo eso suma. Pero necesitamos de las diferencias en algunas ocasiones como cuando peleamos y yo no me permito aflojar… él si puede antes que yo para calmar todo.
No cambiaría nada de él, porque así como es me encanta, y así como somos estamos bien ♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ahórrate comentarios innecesarios.