No por miedo a errar vas a dejar de jugar.

Mi foto
Simpática, sociable, divertida, positiva, creativa, comprensiva, extrovertida, decidida, justa, compañera, alegre, respetuosa, sincera, apasionada, amable, humilde, amigable, solidaria, llamativa, neutra, segura, fiel, carismática, imaginativa, puntual, directa, defensiva. Miedosa, impulsiva, distraída, sensible, egoísta, vengativa, rencorosa, vaga, cabeza dura, charlatana, arriesgada, impaciente, orgullosa, inquieta, celosa, contestadora.

viernes, 30 de enero de 2009


Si alguna vez lograra salir del encanto de tus ojos comenzaría a creer en los milagros (pero no quiero irme).
Nadie entendería la locura que provoca una mirada en el interior de una persona, solo nosotros. Y si alguien lograra imaginar que entiende lo que yo siento cuando te veo y me pierdo en tus ojos, se que esta completamente equivocada y es un pensamiento muy erróneo sobre la explicación de algo tan esencial.
Me transmites cada parte de tu alma en cada pestañeo que presencio, que me arrastra hasta el interior de tus pupilas donde suelo ver mi reflejo cada vez que unimos nuestras bocas para que termine y comience un nuevo momento.
Si queremos y deseamos revivimos momentos hermosos que recordamos con solo besarnos y concentrarnos o mejor dicho dejándonos llevar por la magia y corriente de ese beso que bien sabemos ninguno es uno más, todos los guardamos dentro nuestro.
Yo con vos, vos conmigo; así podemos estar el resto de nuestras vidas observando cada detalle, cada perfección en el rostro de la otra persona enamorándonos cada vez más uno del otro sin siquiera pronunciar una sola palabra. Y así, teniéndome completamente enamorada con sólo mirarme puedo entregarte todo con una simple caricia; podes pasar a estar completamente dentro de mi mente releyendo todo lo que con cada respiro te estoy diciendo, y con cada sonrisa te estoy describiendo.
Sólo sostienes y acercas mi cintura y yo sólo rodeo y acaricio tu cuello, sellando así muchos momentos que recuerdos se volverán; ningún beso, encuentro de labios de los demás se asimila a la ternura que le ponemos y demostramos con los nuestros, a la pasión que se enciende en nuestra mirada concentrada y sumamente relajada al ver que al frente tenemos cada uno al que quiere tener y lleva en sus sueños.Y sin siquiera, como dije, hablando podemos sentir el amor que uno siente por el otro, esa pasión que se despierta cada vez que nos vemos que no se puede evitar; podemos, e incluso lo hacemos, amarnos en silencio por segundos, minutos y horas hasta que a alguno de los dos (o a los dos al mismo tiempo como suele pasar) se le escape un tierno y no pensado sino sentido ‘te amo’.
Ailu

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ahórrate comentarios innecesarios.