No por miedo a errar vas a dejar de jugar.

Mi foto
Simpática, sociable, divertida, positiva, creativa, comprensiva, extrovertida, decidida, justa, compañera, alegre, respetuosa, sincera, apasionada, amable, humilde, amigable, solidaria, llamativa, neutra, segura, fiel, carismática, imaginativa, puntual, directa, defensiva. Miedosa, impulsiva, distraída, sensible, egoísta, vengativa, rencorosa, vaga, cabeza dura, charlatana, arriesgada, impaciente, orgullosa, inquieta, celosa, contestadora.

sábado, 26 de marzo de 2011

En el jardín de la vida la flor más preciosa es la del amor y esa flor lleva tu nombre.


Hace cinco años había una nena, trece años solamente, poco preocupada por la vida, sólo se basaba en disfrutarla a cada instante. Era una chica que pensaba que el amor sólo existía en las películas, que era actuado y no se sentía de verdad pero, así y todo, le gustaba fantasear de vez en cuando e imaginar que el amor quizás si pudiera existir cómo se lo muestra y por eso hace tiempo rondaba alrededor de un chico que no se fijaba en ella como realmente lo deseaba.

Ella se encontraba en un salón rodeada de música y gente haciéndo lo que mejor sabía hacer: divertirse. Reir y pasar tiempo con tus amigas a esa edad es lo mejor que una puede hacer ya que ellas conocen todo de vos y comienzan a hablar por lo bajo de sus cosas, a reir de otras, a opinar del resto. Recuerda que una amiga le recordó que ese día se sentaría junto al chico por el cual meses estuvo tras él sin lograr mucho y que ese sería su día. Pero algo la hizo detener, mirar al espejo y verse, ver a su amiga y decir "no, ya no me gusta más él, me cansé". Luego de tanto tiempo de espera ella y sus amigas sentían que realmente ese sería su día, que algo bueno iba a pasar y, sin embargo, renunció a que así fuera... o eso creyó.

La fiesta siguió su rumbo, bailando como siempre le gustó hacer. Se detuvo un momento y se dirigió a la mesa... y fue cuando lo vio. Entre la gente una silueta le llamó la atención y resaltaba entre las demás, y le gustó. El resto del día lo pasó intentando y tomando valor para acercarse a él, para hablar, para conocerlo; no sabía qué pero algo la atraía.
Luego de unas horas, poco accidetalmente, chocó con él. Él ofreció una flor a aquellas chicas que estaban en la conversación pero mirándola, y no lo dudó, la tomó antes que otra pudiera hacerlo. ¿Será que quiso marcar pertenencia?.

La fiesta continuó y ellos no se detenía y no dejaban de verse, sus miradas todo el tiempo se cruzaban, sus sonrisas se regalaban y ella al voltear siempre lo veía a él contemplándola y, con un poco de vergüenza, ambos corrían la cabeza mientras ella para sus adentros se reía. Por el otro lado tenía al otro chico quién al observar esas escenas sólo sientió el "no te das cuenta lo que tienes hasta que lo pierdes" o "lo quiero porque otro lo tiene". Realmente no sé que sentía él, pero la buscó toda la noche y ella solo con sonrisas y palabras amistosas lograba sacárselo de encima, mientras él preguntaba por ella. A pesar de haber estado en su búsqueda durante meses, ella ya no estaba interesada en él porque otro había entrado a su vida ese mismo día, y sentía que realmente ese iba a ser su momento y no justamente por lo que pensaban todas, sino por algo que recién surgía.

Los minutos seguían pasando, bailaron juntos, hablaron, y cada uno siguió por su lado. Sus amigas quería que algo ocurriera, algo más, pero ella se conformaba con lo que vivía ya que si algo tendría que pasar pasaría.
Llegó el fin de la fiesta donde todos se levantan de sus mesas a festejar, donde todos se disfrasan, toman de más y salen a la pista. Luego de un par de idas y vueltas, de encuentros y desencuentros, ambos se encontraban casi en el centro de la pista, rodeados de gente, y el pasó su brazo por su espalda tomándola del hombro. La miró y dijo:
- ¿Te molesta acá? -
Y ella con un siemple gesto moviendo la cabeza dijo que no, para luego juntar sus labios y experimentar lo que era dar su primer beso.

Definitivamente por algo ella rechazó lo que no sucedía, por algo ella sentía que su día iba a ser y no era casual que justo ese chico le llamase la atención porque, sin poder imaginarlo ni esperarlo ni quererlo, años después fue él quién cambió el rumbo de su vida y ella dejó de ser la chica que no creía que el amor sea tan fantástico hasta que se enamoró y entregó todo de si misma como si no existiera un mañana, como si fuera la única persona en el mundo a quién le da hasta su alma.
Hoy sabe y sintió como el amor con el tiempo puede ser lo más doloroso, lo que te destruya y también lo que te sane y construya. Hoy siente como el deseo corre en cada gota de su cuerpo... y en el de él. Y aún ella conserva aquella flor que en su momento la tomó como adueñándose de ella, adueñándose de él, porque lo sigue haciendo.

"El amor es como una flor que despierta cada mañana con la luz del sol, es un ave que mira al cielo y extiende sus alas como si al mismo cielo quisiera abrazar y volar tan alto que toque al mismo sol."

3 comentarios:

  1. Me mató! que linda historia, y siendo vos tan pequeña, y en realidad si coincido que por algo dijiste que ya no querias al otro chico, quien diria que un beso en el medio de la pista, esos ojos, esa noche iba a cambiar tu vida?

    que hermosos son los dos!!

    ResponderEliminar
  2. y despues decis q MIhistoria es la tierna? MIRA LO QUE ES LA DE USTEDES!!! mira lo que son por favor!!!!
    que historia mas hermosa ailu!

    ResponderEliminar
  3. Ay siempre me matás con lo que escribís, pero esta historia supera a muchas otras cosas que escribiste. Sos un amor Ailu. Un beso enorme ♥

    ResponderEliminar

Ahórrate comentarios innecesarios.