No por miedo a errar vas a dejar de jugar.

Mi foto
Simpática, sociable, divertida, positiva, creativa, comprensiva, extrovertida, decidida, justa, compañera, alegre, respetuosa, sincera, apasionada, amable, humilde, amigable, solidaria, llamativa, neutra, segura, fiel, carismática, imaginativa, puntual, directa, defensiva. Miedosa, impulsiva, distraída, sensible, egoísta, vengativa, rencorosa, vaga, cabeza dura, charlatana, arriesgada, impaciente, orgullosa, inquieta, celosa, contestadora.

miércoles, 2 de febrero de 2011

¿Quién de chica no soñó con un príncipe, con quién pasaría el resto de su vida? ¿quién no imaginó su casamiento, a quién invitaría, cómo sería?. ¿Quién no imaginó el novio perfecto, el lugar perfecto, el futuro perfecto junto a alguien?... yo no, y así y todo el amor me llegó tempranamente cuando quizás menos quería, con quién menos quería.
¿Cuándo fue que mi corazón comenzó a tomar sus propias decisiones y no me escuchó más? ¿Cuándo fue que eligió a quién querer, eligió arriesgarse sin importar lo que pasara? Es porque él siempre supo que quiso, la que tiene el miedo soy yo pero mi corazón siempre supo elegir y estaba más que seguro el día que lo hizo y me condujo hacia ti. Me sorprende como siempre se arriesga a tanto, me sosprende no tener miedo a salir perdiendo... y me enseña que si no jugas no ganas.
Y yo, que nunca imaginé un casamiento ni jugaba a eso, que nunca imaginé tener un novio y no me improtaba tenerlo... yo con catorce años me metí en una relación que hasta el día de hoy funciona mejor que nunca. ¿Será que mi corazón ve el futuro? ¿será que sabía que él iba a iluminar cada uno de mis días sin importar la oscuridad que haya? Él sabía que seríamos dos, él sabía lo que yo sentí la primera vez que lo vi y las veces que lo seguía haciendo.
¿Destino se lo llama a eso? no lo sé, yo creo que son esos impulsos que uno toma, que se arriesga al todo o nada. No sé realmente, pero lo único que sé es que él llegó a mi vida para quedarse desde el principio, que llegó para ser quién me salve y me haga brillar.

Y a veces me pregunto ¿qué hice yo para merecer algo tan lindo? ¿a quién le agradezco esto? ¿a mi corazón? por arriesgarse cada día porque hoy si fuera por mi cabeza muchas cosas no las hubiera hecho pero por mi forma de sentir, la forma en la que siento con el corazón... hoy tengo al ser más hermoso del mundo. ¿O a quién? Yo realmente quiero agradecerle esto a alguien, a quién fue que lo puso en mi camino para que me ayude a crecer y avanzar siempre, yo quiero infinitamente darle las gracias a mi corazón, al destino, a quién fuese porque hizo el mejor bien que pudo hacerme alguien en la vida... entregarme a una persona en cuerpo y alma a quién voy a amar el resto de mi vida, para siempre, para cuidarlo, valorarlo y contenerlo más que a nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ahórrate comentarios innecesarios.