No por miedo a errar vas a dejar de jugar.

Mi foto
Simpática, sociable, divertida, positiva, creativa, comprensiva, extrovertida, decidida, justa, compañera, alegre, respetuosa, sincera, apasionada, amable, humilde, amigable, solidaria, llamativa, neutra, segura, fiel, carismática, imaginativa, puntual, directa, defensiva. Miedosa, impulsiva, distraída, sensible, egoísta, vengativa, rencorosa, vaga, cabeza dura, charlatana, arriesgada, impaciente, orgullosa, inquieta, celosa, contestadora.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Te odio, porque te pensas que siempre tenes la razón. Te odio porque en parte no puedo odiarte, por dar 'tanto' por mi, por ser lo que sos en mi vida. Te odio por hacerte el sabio y querer tomar cosas por ejemplo cuando vos a veces no sos ni buen ejemplo para un mal ejemplo. Te odio, porque te detesto cuando te pones en necio. Te odio porque te venís a preocupar por mi ahora y no cuando debía preocuparte. Te odio porque te complotas con ella. A ella también la odio a veces, porque no valora lo mucho que estuve en momentos que ambas entendemos. La odio por su 'que dirán', por criticarme, por basurear mi forma de ser. La odio porque, como vos, se piensa que tiene la razón en todo y no se da cuenta que soy capaz de pasarla mil veces por arriba y no lo hago porque en si dependo de lo que me den. Los odio por obligarme, por reprocharme, por no demostrarme cariño como hubiera querido, pero ahora para mi es tarde, y ya se que hablo en caliente, pero no quiero que se piensen que la que hace las cosas mal soy yo.
Odio que no valoren lo que hago por más chico que sea, porque para mi es algo muy importante y ustedes no se conforman con nada. Y más odio que conviertan este fin de año como el anterior, que fue el peor; venía todo perfecto, marchando, y ustedes tiran todo abajo (como siempre).
Hoy los odio (más que nada a vos) más que nunca, y no respondo porque capaz me arrepienta porque si hay algo que vos no sabes es que puedo hundirte y hacerte desaparecer y pasar la peor vergüenza; pero me callo, no hago nada porque lo que junto hoy lo voy a demostrar en el futuro, y ahí es cuando van a extrañarme, cuando no me van a tener. En este momento cuanto más lejos los tenga mejor, pero con casi diecisiete años necesito de ustedes, no de ustedes sino de lo que tienen.
Ustedes me sacan las ganas, me aburren, me malhumoran; prefiero que no me hablen, que no opinen, que me dejen ser. Hoy (por lo menos hoy) odio cada segundo que paso acá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ahórrate comentarios innecesarios.